Analfissur, ProctyClean, Fissur, Analfistel, Fistel, Mariske, Marisken, Analreinigung, Analhygiene, Pflege Anal, Afterjucken, Analabszess

¿Qué es una fisura anal?

Pongamos las cartas sobre la mesa: las fisuras anales ocurren muy a menudo. En casi el 10 % de todas las dolencias proctológicas se produce este malicioso desgarro en el ano, que afecta sobre todo a adultos en edades entre 30 y 50 años. En el caso de una fisura anal – también conocida como desgarro anal – se produce un desgarro que discurre en el sentido longitudinal de la piel, delicada y sensible, del conducto anal, conocida también como anodermo, normalmente en la dirección del hueso sacro. Esta fisura suele tener una longitud de entre uno y tres centímetros, y provoca un fuerte dolor durante la deposición, en parte urente o también punzante. Si además aparece sangre de un rojo claro en el papel higiénico, y se añaden síntomas como prurito y quemazón, se consolida el diagnóstico de fisura anal.

Pequeño, pero matón: este pequeño defecto de la piel en el conducto anal es cualquier cosa menos baladí, y puede limitar sensiblemente la calidad de vida de los afectados. Los dolores acompañantes pueden ser tan intensos que impiden el curso normal de la vida cotidiana. Basándonos en la intensidad podemos distinguir entre fisuras anales agudas (< 6–8 semanas) y crónicas (> 6–8 semanas), y entre formas primarias (sin enfermedad de base) y secundarias (con enfermedad de base. En el caso de las fisuras anales agudas las posibilidades de curación son muy elevadas, mientras que en la variante crónica se forman alteraciones de la piel que posteriormente dificultan la limpieza, como p. ej. pliegues cutáneos centinela. También cabe la posibilidad de un fibroma anal benigno, alteraciones cutáneas protuberantes o incluso conductos fistulosos. Aquí el asunto se vuelve incómodo de veras.

En ambas variantes es también fundamental mantener una buena higiene anal, para no arriesgar un agravamiento de la dolencia debido a restos fecales persistentes. El bastoncillo de higiene íntima ProctyClean® mantiene limpia de forma suave la delicada zona anal, y también en ámbitos a los que no llegan los métodos de limpieza convencionales. Así la herida puede curarse con total tranquilidad.

Analfissur, ProctyClean, Fissur, Fissur behandeln, Anal Ekzem, Marisken, Mariske, Analfistel, Hämorrhoiden, Analreinigung, Analhygiene, Hygiene Po

Fisuras anales: causas y factores de riesgo

Las causas de una fisura anal primaria no se han sistematizado aún sin excepciones. Sin embargo, las fisuras aparecen a menudo en casos de estreñimiento, provocados por hábitos nutricionales erróneos y carencia de movimiento. De este modo se necesita un fuerte empuje durante la defecación, y la piel delicada del ano puede sufrir desgarros.

Pero no sólo la deposición grande y dura puede provocar una fisura anal: también la diarrea y las hemorroides. Los embarazos, con sus molestias digestivas asociadas, son otra causa posible. Otro factor etiológico son las infecciones o inflamaciones del recto (p. ej. criptitis), o un riego sanguíneo deficiente de la mucosa anal. En algunos casos las prácticas sexuales anales provocan esta incómoda lesión. Es menos frecuente, pero una fisura anal puede aparecer también en el marco de determinadas enfermedades de base (p. ej. enfermedad de Crohn o VIH). En estos casos hablamos de fisura anal secundaria.

No obstante, en un punto se da el consenso de la mayoría de los científicos: un tono muscular (= estado de tensión básica de un músculo) elevado del esfínter anal es uno de los responsables principales. Este tono muscular provoca de hecho un descenso del riego sanguíneo del tejido y estímulos dolorosos e inflamatorios. Para evitar estos dolores se produce una posición de evitación involuntaria, con un tono del esfínter aún en ascenso; y aquí tenemos el círculo vicioso perfecto.

Síntomas de la fisura anal: ¿Qué molestias tenemos en caso de fisura anal?

Analfissur, ProctyClean, Po Schmerz, Afterriss, Analfissur, Jucken am Po, Schwitzen am Po, Analreinigung, Hygiene Po

Muy típica de estas pequeñas lesiones es la combinación de los síntomas siguientes: Un dolor punzante, cortante y a menudo violento en el ano, que se agrava durante y después de la defecación, asociado a manchas de sangre fresca, esto es, de color rojo claro, en las heces o en el papel higiénico. Aquí el dolor puede desaparecer después de la evacuación o molestar a los afectados incluso durante horas. En lugar del dolor se puede notar un molesto prurito (anal) (enlazar), o bien la herida se anuncia con humedades o secreción de moco.

El dolor punzante se deriva del desgarro de la delicada piel, y suele provocar la retención de las heces. Pero atención: aplazar los problemas no significa solucionarlos; las heces se siguen compactando, se hacen más duras y el próximo paso por el retrete será aún más doloroso. Las heces compactas irritan adicionalmente la herida, y pueden también profundizarla. Y si no se aprende nada, la consecuencia de este comportamiento equivocado puede ser un estreñimiento crónico. Además el esfínter, debido al dolor, puede contracturarse aún más, lo que reduce también el riego sanguíneo y en consecuencia las posibilidades de curación. En este momento se dan las condiciones ideales para que el incidente agudo se convierta en un proceso crónico. Si el desgarro es, además, profundo, se producen cambios morfológicos como, por ejemplo, una acumulación y posterior endurecimiento de tejido conjuntivo, los llamados pliegues cutáneos centinela. A veces éstos pueden ser incluso perceptibles al tacto. Además, una fisura puede provocar también una fístula anal; no obstante, de esta última suele ser responsable una infección de las glándulas del ano.

Y no olvidar: La sangre en las heces puede tener otras causas, como por ejemplo las hemorroides (enlazar) o enfermedades oncológicas, por lo que se requiere absolutamente una consulta con el médico, sobre todo en caso de hemorragias de aparición sostenida en el tiempo o frecuente.

Diagnóstico: Fisura anal. ¿Qué médico trata la fisura anal y cómo se diagnostica?

Analfissur, ProctyClean, Proktologe, Hilfe bei Hämorrhoiden, analpflege, Analreinigung, Intimpflege Po, Intimpflege, Proktologe, Analkanal, Analkrämpfe

Si una fisura anal no se cura sola en el plazo de unas pocas semanas se debería consultar a un médico. Y ello por más que esta esfera de la intimidad nos resulte desagradable. Pero en la demora hay peligro. La situación puede volverse extremadamente desagradable y cronificar. Dada la gran cantidad de gérmenes en la zona esta herida puede también provocar complicaciones graves. Pero ¿a qué médico acudir con una fisura anal?

Por supuesto, puede usted contactar en primer lugar con su médico de cabecera. Es mejor, sin embargo, dirigirse inmediatamente a un gastroenterólogo o a un proctólogo. Sí, exacto, el proctólogo es EL especialista del recto, y conoce perfectamente la vida externa e interna de sus posaderas. Y por ello puede usted confiárselas con total tranquilidad.

Con total confianza – lo que el médico quiere saber sobre usted

No tenga miedo: por supuesto, el médico no va directamente al asunto que le ocupa, sino que se informa primero sobre su historial médico, esto es, elabora su anamnesis. Para ello querrá saber todas las molestias que padece. En este apartado figuran preguntas sobre la frecuencia y la intensidad del dolor, o sobre otros síntomas como estreñimiento, prurito o eventuales humedades en la zona del ano. Y después de esta charla confidencial es un poco menos desagradable bajarse los pantalones.

Exploración corporal

Analfissur, ProctyClean, Afterriss, Analkanal reinigen, Analdusche, Analreinigung, Analhygiene, Blut im Stuhl, Fissur, Fistel, Analfissur, Marisken, Mariske, Proktologe,

Después de una anamnesis exhaustiva se efectúan una inspección cuidadosa de la zona anal y eventualmente una palpación. Esto se suele efectuar en una silla de exploración proctológica o, como alternativa, en un decúbito lateral cómodo. Los defectos dolorosos de la piel se suelen encontrar en posiciones totalmente típicas, y suelen discurrir en la dirección del sacro. En caso de decúbito supino el médico suele hablar de una “posición de las 6“.

Si el médico encuentra lo que buscaba el diagnóstico suele quedar claro. A veces se necesita también una exploración rectal o una proctoscopia (imagen especular del recto). Que no cunda el miedo: El proctólogo sabe exactamente lo sensible que es esta zona herida, por lo que ésta tiene que ir cicatrizándose primero unas cuantas semanas. Y después estas exploraciones no se suelen efectuar sin anestesia local. ¡Es (procto)lógico!

Otras exploraciones

Si el médico no ha encontrado aún nada definitivo, o si usted tiene molestias atípicas, se puede pensar en otras exploraciones, como frotis, biopsias o una rectoscopia. También cabe plantearse, por ejemplo, una imagen especular del intestino (colonoscopia), una tomografía computarizada (TC), una tomografía de resonancia magnética (RM) o exploraciones serológicas y microbianas buscando demonios en el reino de las bacterias o los virus.

Fisura anal, pomada

Afterriss, ProctyClean, Analfissur, Analfistel, Fistel, Fissur, Afterjucken, Wunder Po, Analdusche, Analreinigung, Hygiene Po, Analpflege

¿Qué pomada aplicar en caso de fisura anal? Para el tratamiento de fisuras anales agudas se dispone de diferentes pomadas y cremas. Utilícelas sólo previa consulta con su médico. Las soluciones terapéuticas planteadas en este caso tienen como objetivo, sobre todo, un descenso de la presión del esfínter; como por ejemplo los antagonistas del calcio o los nitratos. Éstos se deberían aplicar durante unas 3–8 semanas, varias veces al día, y se recomiendan como terapia de primera línea en caso de fisuras anales crónicas.

Además, para el alivio de los síntomas se pueden aplicar también pomadas o supositorios con anestésicos locales o cortisona. Sí, bien pensado: De este modo sólo se alivian los síntomas, pero no se influye sobre la tasa de curación. Aún más importante es saber que su utilización puede provocar intolerancias e infecciones (de hongos) (provocadas sobre todo por las preparaciones de cortisona). El principio aplicable es: tan poco como sea posible, tanto como sea necesario.

Buen consejo: antes de aplicar la pomada lávese siempre las manos, para prevenir infecciones de las heridas. Antes de aplicar la crema calmante también conviene procurar una higiene anal minuciosa. Con la retirada de restos fecales del conducto rectal y de los pliegues anales, el bastoncillo de higiene íntima ProctyClean® impide que la herida objeto del cuidado se vuelva a ensuciar de forma innecesaria.

Laxantes en caso de fisura anal

Dado que el estreñimiento, con el correspondiente y necesario empuje de las heces muy duras, suele ser el causante principal de una fisura anal, los remedios que ablandan las heces (macrogol, lactuosa) y facilitan la evacuación de las heces pueden a veces ayudar. Sin embargo, estos remedios sólo deben utilizarse previa consulta con el médico. A los laxantes generales, que evacúan la totalidad del tracto digestivo, sólo se debería acudir en casos excepcionales con la conformidad del médico. Éstos alteran la digestión natural y suelen privar al cuerpo de minerales importantes. Además las diarreas – como ya hemos oído – pueden provocar nuevas fisuras anales.

Hip bath household remedy for anal fissure

ProctyClean, Analfissur, Anal cleansing, Analhygiene, Anal säubern, Analpflege, Kanalkanal reinigen, anus Hygiene, Analhygiene Hilfsmittel, Afterhygiene, Pflege bei Juckreiz

Nuestras abuelas ya lo sabían: El que busca remedios caseros para una fisura anal lo encontrará en un baño curativo para las posaderas. Y no iban descaminadas, pues los baños de asiento con diferentes añadidos (normalmente del ámbito vegetal) procuran un mejor riego sanguíneo, relajan el esfínter, favorecen la sensación de higiene y alivian el prurito y el dolor. Al menos a corto plazo. De hecho se ha comprobado que estas estancias en la bañera mejoran, ciertamente, el bienestar de los interesados, pero el remojo de la zona anal no mejora realmente las posibilidades de curación. Lamentablemente, lo que suele aparecer son irritaciones de la piel, y por este motivo conviene ser especialmente precavidos a la hora de elegir las plantas para zonas abiertas de la piel.

Higiene anal en caso de fisura – ¡La minuciosidad es fundamental!

Aquí no hay escapatoria: Una higiene anal correcta es esencial en caso de fisura anal. A fin de cuentas, no queremos la acumulación en la zona de billones de gérmenes o de sustancias irritantes. ¿Se le encogen los dedos sólo pensando en el papel higiénico? Tiene usted razón, los métodos convencionales como el papel higiénico seco no nos ayudan mucho en estos casos, únicamente lo hacen con materiales más gruesos. Pero, no obstante, hay que limpiar. Por ello la recomendación general es la siguiente: limpiar la zona anal tan a menudo como sea posible, sencillamente con agua tibia. Y mantenerse lejos de jabones, lociones de lavado (íntimo) y compañía. Todos estos limpiadores, con su buen olor, destruyen el importante revestimiento protector ácido de la piel, y en cualquier caso no tienen nada que buscar en heridas abiertas.

Una última cosa: El papel higiénico húmedo (lamentablemente, también la variante para bebés) suele tener componentes irritantes, que más tarde o más temprano pueden provocar reacciones alérgicas. Así pues, en este punto practique la abstinencia.

Práctico y profiláctico – ProctyClean®: kit de higiene íntima de calado

¿Ha limpiado usted minuciosamente sus posaderas con agua tibia y ha experimentado, unas horas después, de nuevo una sensación de humedad o quemazón? El motivo puede ser que su trasero no estaba realmente tan limpio como usted habrá pensado. De hecho, con la higiene de la zona anal se suele olvidar algo: La causa de la irritación se mantiene ahí, y espera en el conducto anal a las condiciones ideales para su salida. Ahora bien, con una fisura anal debería usted relajar el esfínter, lo que a su vez es ideal para la salida de restos de heces y de líquidos. Para impedirlo el esfínter se aprieta en su movimiento de cierre, lo que puede favorecer la aparición de fisuras anales.

Con el bastoncillo de higiene íntima ProctyClean® la limpieza se efectúa en el lugar de origen de los problemas de piel o heridas irritadas e inflamadas: en el conducto anal. Para ello se humedece el bastoncillo, moldeado según criterios ergonómicos, con el reparador aceite de vitamina E, y se introduce suavemente en el ano. En condiciones ideales esto se efectúa durante la visita diaria a la ducha y, por favor, según el principio de “Drilling me softly“ [Taladrándome suavemente]. Allí ProctyClean® retira de forma segura restos fecales retenidos en el conducto anal y en los pliegues finos del ano, que ya no podrán salir después de la limpieza. Sólo este método de higiene exhaustivo mantiene su zona anal esmeradamente limpia, tanto en el interior como en el exterior. De este modo la herida puede cicatrizar en paz, evitando totalmente los trastornos debidos a sustancias irritantes.

Si la práctica de una higiene superior con el bastoncillo de higiene íntima ProctyClean® no mejorase sus molestias, o incluso las agravase, consulte sin dudarlo con un médico de su confianza.

Nutrición y fisura anal: ¿Qué comer en este caso?

ProctyClean, Analfissur, Fissur, Analfistel, Fistel, Analreinigung, Analhygiene, Anus Hygiene, Hämorrhoiden behandeln, After reinigen, Po reiniger, anal säubern, Kanalpflege

Como usted ya sabe, una nutrición correcta cumple una función no irrelevante para prevenir fisuras anales o para impedir su reaparición. Las heces deben ser blandas y permanecer en esta condición, por lo que la nutrición necesariamente debe ser rica en fibra. Al día se deberían ingerir unos 30 g de fibra. Ésta se encuentra sobre todo en productos de grano integral, verdura y fruta. También el salvado de trigo o el llantén de la India son ricos en fibra: ¡sea creativo! Pero tenga en cuenta: La fibra sólo puede hincharse correctamente en el intestino si se garantiza el aporte de líquidos necesario; de no ser así se pueden provocar auténticos episodios de estreñimiento. Por ello recuerde: Beber diariamente como mínimo 1,5–2 l; la mejor opción es el agua o una infusión de hierbas sin edulcorar ¿No le gusta sin burbujas? Entonces cabe, por supuesto, el agua mineral con gas.

Malos vientos: ¿No le sienta nada bien la alimentación sana, y se siente usted hinchado y con dificultades en su vida social? En este caso desconecte un poquito su relación con la fibra, hasta que su intestino esté mejor preparado para ella.

La fisura como dilatadora del ano – Estiramientos para el trasero

Ante la presencia de una fisura anal crónica muchos proctólogos apuestan por el estiramiento del ano; este tratamiento se efectúa como medida de precaución y varias veces al día con los llamados dilatadores anales. Esta aplicación puede reducir algo el tono muscular elevado del esfínter, mejorar el riego sanguíneo de la piel y oponerse a la formación de endurecimientos del tejido conjuntivo. Muchos dilatadores anales se prescriben para su uso en casa y muestran – sobre todo en combinación con medicamentos relajantes del esfínter – resultados relativamente buenos: el 60–85 % de los pacientes se curan después de su uso.

La fisura anal se encuentra con el bisturí – ¿Cuándo está indicada una operación?

Fissur, ProctyClean, Analfissur, Analfistel, Fistel, Analkrämpfe, Mariske, Marisken, Poschwitzen, Behandlung Hämorrhoiden

En más del 90 % de los casos los métodos antes mencionados logran una curación completa de la fisura anal, sobre todo en sus formas agudas. Si en los pacientes con fisura anal crónica no surte efectos una terapia conservadora de un plazo de entre seis y ocho semanas (la tasa de recaída se suele situar en torno al 50 %), se puede considerar la opción del método quirúrgico. A petición del paciente o, por ejemplo, ante la presencia de fístulas o cambios morfológicos marcados se puede recurrir, por supuesto, igualmente al bisturí.

Para ello se efectúa la llamada fisurectomía, en la que el desgarro se recorta. Aquí se eliminan también eventuales formaciones de bolsas y nichos, y también tejido cicatricial (p. ej. pliegues cutáneos centinela). Al hacerlo se produce una herida abierta, que la ducha deberá mantener limpia durante algunas semanas hasta su cicatrización. Para que al mismo tiempo se pueda retirar una eventual fístula anal, la intervención se efectúa siempre bajo anestesia. En este proceso se puede aplicar también el bótox al mismo tiempo.

Un método aplicado con frecuencia en el pasado, concretamente la sección del esfínter (esfinterotomía), no se aplica actualmente en nuestras latitudes debido al riesgo de incontinencia, relativamente grande.

Fisura anal: Secuencia de la curación – éstas son las expectativas

Como ya hemos dicho, una fisura anal aguda se suele curar espontáneamente y sin problemas con métodos terapéuticos conservadores en el plazo de unas semanas. Aquí es muy importante mantener debidamente limpia la zona mencionada, para que los gérmenes o sustancias procedentes de eventuales restos fecales no empeoren la situación a nivel local.

No hemos mencionado aún el riesgo de que la fisura anal aguda se haga crónica, y cree la base para la aparición de fístulas anales o abscesos. Por ello una fisura anal crónica se debería tratar con cirugía después de fracasar los intentos de terapia conservadora, para dar carpetazo de forma definitiva a este molesto padecimiento.

Con independencia de que sea aguda o crónica, una fisura anal puede aparecer de forma recurrente si no se atacan las causas y los factores de riesgo. ¿Está usted preparado para cambios en su estilo de vida?

¿Cómo prevenir una fisura anal?

Afterriss, ProctyClean, Wunder Po, Afterjucken, Analabszess, Blut im Stuhl, Proktologe, Hämorrhoiden,

Por supuesto existen pautas para prevenir la reaparición de una fisura anal, o incluso para no adentrarse nunca en este inhóspito territorio. Una de las principales es plantearse una mejor consistencia de las heces. Las fisuras anales se producen en su gran mayoría por unas heces duras o por episodios de estreñimiento, así que hay que llenar bien el plato cuando se sirven alimentos ricos en fibra. No obstante, conviene mantener un aporte de líquidos suficiente, pues de no ser así los esfuerzos por aumentar la fibra serán en vano.

En todo caso, la defecación correcta se aprende: Procuremos visitar el retrete de forma regular y no retener las heces; el intestino grueso retira a las heces aún más agua y el resultado es un mayor endurecimiento. Otro punto en su lista de tareas debería ser el movimiento. En este sentido es suficiente con un paseo periódico, el recorrido de algunos caminos con la bicicleta o una ronda de jogging; por supuesto, también puede ser un poquito más.

Kit de higiene íntima ProctyClean®– fuera bien, dentro también

ProctyClean, Intimpflege, Intimpflege Po, Analreinigung, Analhygiene, Analekzem, Hämorrhoiden, Hämorrhoiden Schwangerschaft,

Por fin, ante la presencia de una fisura anal se debería integrar en la vida cotidiana una higiene anal óptima. El bastoncillo de higiene íntima patentado ProctyClean® va directamente a la causa y elimina las suciedades en su origen, antes de que dejen huella.

De este modo cerramos el paso a la contaminación de la herida, y a las eventuales secuelas, como las traicioneras fístulas o los abscesos. Y no hay que tener miedo de lesionarse, pues el bastoncillo redondeado, moldeado ergonómicamente, se desliza con especial suavidad debido al aceite reparador, y deja en el conducto anal una película de aceite ligera y protectora. Por lo demás: Para las chicas una higiene anal minuciosa tiene una importancia doble dada la situación de partida anatómica. ¿Quién querría poblar la zona vaginal con los desagradables gérmenes del intestino? Higiene anal específica equivale a menos problemas.

Una cosa es segura: El kit de higiene íntima ProctyClean® es sencillo en su aplicación y económico en cuanto al tiempo: en sólo unos pocos minutos las posaderas se han limpiado hasta quedar relucientes, y se ha tomado una medida higiénica de calado. ¿Se ha convencido usted, y desea mantenerse limpio? El proceso del pedido se activa aquí. Usted verá que la prevención merece la pena.

 

Higiene anal de ProctyClean®:
Higiene íntima patentada para su ano

¡La higiene anal perfecta reduce los problemas!

ProctyClean, Intimpflege, Intimpflege Po, Analreinigung, Analhygiene, Analekzem, Hämorrhoiden, Hämorrhoiden Schwangerschaft,

Kit de higiene íntima ProctyClean®

35,00 €

incl. IVA
excl. envío

El kit de higiene íntima ProctyClean® elimina de forma rápida, suave y eficaz los restos de heces en el conducto anal y protege este conducto con una película de aceite. La higiene específica puede aliviar las inflamaciones, irritaciones y dolores en la zona anal.

Recomendado por especialistas médicos.

¡Ordenar ahora! ¡Por tu bienestar!
ProctyClean_Money_Back
ProctyClean, Intimpflege, Intimpflege Po, Analreinigung, Analhygiene, Hygiene Po, Analkanal reinigen, Anus reinigen, Hämorrhoiden, Blut im Stuhl, Marisken, Hämorrhoiden Schwangerschaft, Afterjucken, Wunder Po, Afterriss behandeln

Bastoncillo de higiene íntima ProctyClean®

19,90 €

incl. IVA
excl. envío

El bastoncillo de higiene íntima patentado ProctyClean® permite la mejor y la más cuidadosa penetración posible a través del esfínter en el ano, y limpia justo en el sitio de origen de los problemas. El bastoncillo de higiene íntima ProctyClean® retira de forma suave y cuidadosa los restos fecales del conducto anal.

¡Ordenar ahora! ¡Por tu bienestar!
ProctyClean_Money_Back
ProctyClean, Vitamin_E_Öl, Proktologen, Po, Analkanal reinigen, Intimpflege, Intimpflege Po, Analekzeme, Hämorrhoiden, Analfissur, Analfistel,

Aceite de vitamina E de ProctyClean®

17,90 €

incl. IVA
excl. envío

El aceite de vitamina E de ProctyClean® mantiene limpio y protege el conducto anal. Garantiza un proceso de higiene suave, y ha sido desarrollado específicamente para problemas en el conducto anal. Más bienestar con sólo unas pocas aplicaciones.

¡Ordenar ahora! ¡Por tu bienestar!
ProctyClean_Money_Back

Prurito en el ano

Seamos sinceros: Todos nosotros lo hemos tenido alguna vez, un prurito en el ano. Según varios estudios éste es el prurito localizado de aparición más frecuente, y la cifra de casos no constatados es alta. No hay que sorprenderse: El prurito anal no es un tema del que se hable gustosamente.

Hemorroides

Las hemorroides, no cabe duda, son desagradables. Nadie habla de ellas gustosamente, y el ano sigue siendo una zona tabú. Pero la vergüenza mal entendida está aquí fuera de lugar: cuanto primero se actúe tanto más rápido se controla el problema. ¿Qué hacer en caso de hemorroides? ¿Cuál es el origen de las hemorroides, y se las puede prevenir?